Cargando...

Costillas de cerdo a la barbacoa con salsa picante

Unas costillas de cerdo para chuparse los dedos

Con el buen tiempo, las parrillas o barbacoas entre familiares y amigos son una excelente ocasión para pasar un ratín agradable. Además de chorizos, panceta o chuletas, te propongo hacer unas riquísimas costillas de cerdo con salsa barbacoa y el toque picante de Tabasco® Chipotle. Están para chuparse los dedos -literalmente-.


Aunque hable en general de barbacoa, me refiero en realidad a una parrilla sobre unas brasas de carbón. De esta manera la superficie de la carne está a pocos centímetros del calor, que es muy fuerte. Como estas temperaturas pueden ennegrecer la superficie de la carne antes de que el interior se cocine bien, hoy os presento una manera diferente para hacer estas costillas de cerdo a la barbacoa.

El método consiste en dejar reposar las costillas de cerdo con unas cuantas especias, para después pasarlas por el horno a una temperatura muy baja. Finalmente, la faena se remata en las brasas, donde impregnaremos las costillas con una mezcla de salsa barbacoa y salsa Tabasco® Chipotle.

La salsa Tabasco® Chipotle está hecha a base de chiles jalapeños ahumados y pica un poco menos que la Tabasco®Original, pero un poco más que la Tabasco® Verde.

Vamos con la receta!

Ingredientes para hacer las costillas de cerdo a la barbacoa:
  • 1 costillar de cerdo 
  • 3 cucharaditas de azúcar moreno
  • 2 cucharaditas de pimentón rojo 
  • 2 cucharaditas de ajo en polvo
  • 2 cucharaditas de cebolla en polvo
  • 2 cucharaditas de pimienta negra
  • 2 cucharaditas de sal
  • Salsa barbacoa al gusto
  • Salsa Tabasco® Chipotle al gusto
Nota: esta receta ha sido elaborada con productos proporcionados por Tabasco®
Unas costillas de cerdo a la barbacoa minutos antes de desaparecer

Preparación y comentarios:

1. El día anterior preparamos la mezcla de azúcar, especias y sal, y embadurnamos bien el costillar de cerdo, apretando con las manos. Es mejor que partas el costillar en dos, será más manejable. Envolvemos las dos partes del costillar en papel de aluminio y reservamos en la nevera toda la noche.

2. Al día siguiente, y unas dos horas antes de que se haga la barbacoa, metemos los costillares tal cual en el horno, con el papel de aluminio, a una temperatura baja (unos 150 ºC), y los dejaremos 1h 30 min aprox. Hay que ir mirando, para que no se nos pase demasiado.

3. Mezclamos la salsa barbacoa comercial con la Salsa Tabasco® Chipotle al gusto (si os gusta más o menos picante). Sacamos del horno el costillar de cerdo y con una brocha lo pintamos con esta mezcla de salsas.

4. Colocamos las piezas sobre la parrilla o barbacoa y dejamos que se dore y se caramelice la superficie. OjO con esto, si las brasas están muy vivas, las costillas se van a dorar enseguida, tened cuidado de no quemarlas demasiado.

5. Cortamos las costillas de cerdo en trozos y servimos con más salsa barbacoa.

OjO con chamuscar demasiado las costillas de cerdo


¿La carne chamuscada es saludable? 

Cuando se tuesta una carne se van a generar una serie de reacciones químicas que van a ser las responsables del color y sabor final, al igual que ocurre en otros alimentos, como en el pan o en las cervezas oscuras. Se les denomina reacciones de Maillard.

Todo comienza cuando un azúcar libre reacciona con un aminoácido, formándose una estructura inestable que, a su vez, genera multitud de compuestos químicos. ¿Cuál es el resultado? una coloración parda, porque ha existido una caramelización y un sabor complejo (umami, compuestos azufrados, florales, etc).

Hasta aquí todo muy bien, pero resulta que con esas temperaturas tan altas y la presencia de grasa y otros compuestos se puede favorecer la formación de aminas heterocíclicas (AHC) e hidrocarburos aromáticos policíclicos (HAP), compuestos potencialmente cancerígenos, y que los encontraremos en esas partes chamuscadas.

Puesto que el riesgo varía de persona a persona, mi recomendación es dejar las barbacoas, parrillas y carnes chamuscadas para ocasiones contadas, y no para la rutina diaria -aunque tengo la percepción de que de forma general se utiliza este método de cocinado de forma ocasional, siempre hay personas que te pueden llegar a sorprender-.

En unos días os contaré el menú completo de la barbacoa a la que fui el fin de semana pasado, pero mientras tanto me puedes contar ... 
¿qué sueles comer normalmente en una barbacoa?

Un saludín


PROBANDO, PROBANDO...

¡Comparte el post en tus redes sociales!

TABASCO® 6017235734736329261

Publicar un comentario

  1. otilia lopez llanes20 de marzo de 2014, 21:50

    Pues esto tiene que estar buenisimo., yo lo hago con miel en lugar de azucar moreno y sin la cebolla...pero probare con esta receta exacta porque me parece muy buena.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Claro!! buena idea la de la miel, de hecho hay marcas de salsa barbacoa que tienen miel. Hace tiempo que no hago esta receta, ya va siendo hora...
      Un saludin Otilia y gracias por comentar!

      Eliminar

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados