Cargando...

SANGRE FRITA CON TOMATE


Después del gran éxito que ha tenido y sigue teniendo nuestra receta de mollejas de pollo a la cerveza (una de las más visitadas de nuestro blog) quería compartir con todos vosotros otra receta de casquería a base de sangre cocida de pollo (en realidad, no se si llamarlo casquería porque la sangre no es una víscera, pero tampoco es carne, así que lo dejaremos así). Es otra de las recetas populares de mi ciudad natal, ya sabéis, Andújar, y yo creo que también en casi toda Andalucía, aunque desconozco su popularidad más allá de sus fronteras. La receta es muy sencilla, aunque podemos complicarla un poco si utilizamos tomate frito casero, entre otras cosas porque tendremos que hacerlo previamente. Asimismo, no os perdáis el comentario nutricional al final para comprobar las bondades de este suculento manjar.

Ingredientes:
  • 400-500 g de sangre cocida de pollo 
  • 1 cebolla grande
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Salsa de tomate: 1 kg de tomates maduros, 1 cebollita pequeña, 1 ajo, 1 cucharadita de azúcar, 1 cucharadita de sal y aceite de oliva. Alternativamente, podéis usar salsa de tomate frito comercial (pero la versión "casera", no me utilicéis el típico tomate frito)

Preparación y comentarios:
  • Partiremos el bloque de sangre cocida en dados (no los hagáis muy pequeños porque se desmenuzarían en exceso) y cortaremos también la cebolla en trocitos.
  • Calentamos una sartén honda con abundante aceite (si echamos en exceso no importa puesto que lo retiraremos antes de que añadamos el tomate) y sofreímos la cebolla unos minutos hasta que se vuelva transparente. En ese momento echamos los dados de sangre, salamos y mezclamos bien. Dejamos freir a fuego medio-bajo unos 20 min.
  • ¿Cómo sabemos que está hecha? al coger un dado lo partimos en dos, si sigue apareciendo el color marrón oscuro lo dejaremos un ratito más; en cambio, si está completamente negro, ya está hecha. De hecho, podremos comerla tal cual, hablaríamos por tanto, de sangre frita encebollada.
  • Para los que prefiráis añadirle salsa de tomate: retiraremos el exceso de aceite y añadiremos salsa de tomate al gusto. Mezclaremos bien y lo dejaremos a  fuego bajo unos 5-10 min para que todos los ingredientes se mezclen bien. Dejamos reposar y !a comer!
  • Salsa de tomate: partimos los tomates en dados pequeños, al igual que la cebolla pequeña y el ajo. Añadimos el azúcar y la sal, y sofreimos todo con abundante aceite de oliva durante 20-25 min a fuego bajo. Podremos usarlo tal cual,  pasarlo por el chino o triturarlo para que quede más fino.


Valor nutricional de la sangre de pollo

Por cada 100 g de sangre de pollo encontramos los siguientes valores:
  • 78 Kcals totales
  • Proteinas, 16-18 g
  • Grasas 0.4-1.0 g
  • Carbohidratos 0.05-0.1 g
Como veis es un alimento pobre en grasa y rico en proteinas; claro, nos referimos a la sangre cocida tal cual. La cantidad de aceite y tomate frito que le añadamos aumentarán evidentemente esos valores. Sí quisiera destacar la fuente de hierro que tiene este alimento y promover su consumo en episodios de anemia, tal y como afirman desde la Facultad de Medicina de la Universidad Nacional de Perú (adjunto resumen).


La sangre de pollo como alternativa al tratamiento de la anemia


El objetivo del estudio fue evaluar la efectividad de la ingesta de la sangre de pollo en el tratamiento de la anemia ferropénica de mujeres en edad fértil comparado con el tratamiento con el medicamento a base de sulfato ferroso. Los resultados encontrados fueron: el aumento promedio de hemoglobina (Hb) fue significativo en ambos grupos de estudio, aunque el incremento de Hb con la sangre de pollo fue superior. El 75% de participantes que consumieron sangre de pollo recobraron los niveles normales de Hb.  La administración del medicamento se asoció con 3 efectos secundarios: nausea, sed y estreñimiento, mientras que la ingesta de sangre de pollo se asoció solamente con algo de sed. En conclusión, la ingesta de sangre de pollo para el tratamiento de la anemia ferropénica es tan eficaz como el medicamento a base de sulfato ferroso, su costo es menor, y los efectos secundarios presentados por la sangre de pollo fueron menores que los producidos por el medicamento.






¡Comparte el post en tus redes sociales!

COCINA REGIONAL 4000765805199013135

Publicar un comentario

  1. En casa nos gusta la sangrecita de pollo con pimiento, ají, cebollita china, no la había probado con tomate, gracias por la receta. La receta de sangrecita como comemos siempre en casa está en http://www.unarecetadecocina.com/sangrecita/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por el link, probaré tu receta ya que me llama la atención el toque de la hierbabuena.
      Un saludín

      Eliminar
  2. En Córdoba (Andalucía, España), solemos freír la sangre y comerla "encebollá" (con cebolla frita y revuelto todo al final en la sartén o el perol), o frita con salsa de "tomate frito".
    Está buenísima.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. de cualquiera de las maneras está de muerte!! jajajaja

      Eliminar
    2. Y si se puede repetir, pues mejor todavía. :-D

      Eliminar
    3. Mejor unir la "encebollá con el tomate frito. Son dos maneras de hacerla totalmente compatibles en una. Sublime.

      Eliminar
    4. claro que sí Miguel, y en ese caso, tenemos que preparar un buen trozo de pan!! jajajaja
      Saludos

      Eliminar

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

Lo más visto

Pastel o bizcocho de vainilla fácil con yogur

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados