Cargando...

QUESADILLA DE CARNE MECHADA




Hola culinarios, hoy os traigo una receta 3x1, como en las ofertas de los supermercados. En realidad, hay un plato principal, las quesadillas, y dos platos adyacentes que podremos usar en otras preparaciones, la carne mechada y el caldo de carne.

Para las quesadillas podéis emplear tanto tortitas de trigo como de maíz, yo casi que me quedo mejor con las de trigo, tienen un sabor más neutral. Y para el relleno, hoy os propongo que lo hagáis con carne mechada, pero ojo, que admite multitud de rellenos: pollo y verduras salteadas, carne picada a la boloñesa, pisto de verduras, etc. En relación al queso, usé uno tierno rallado que hizo de “pegamento”, aunque luego espolvoreé un poco de queso curado Pecorino para que le diera un toque especial. Acompañé las quesadillas con tomate en dados, guacamole (el de Mercadona) y yogur griego (podéis sustituirlo por crema agria o creme fraiche).

Ingredientes y preparación:

  • Tortitas de trigo
  • Carne mechada (ver más abajo)
  • Queso para fundir (a gusto, pero no os paséis, quedaría muy pastoso)
  • Opcional: queso curado rallado (el mejor que tengáis por casa)
  • Tomate en dados
  • Guacamole
  • Yogur griego
  • Aceite de oliva o mantequilla

a) No tiene misterio. Eso sí, necesitáis disponer de todos los ingredientes a mano. Colocáis una sartén a fuego lento y echáis un chorreón de aceite de oliva o una nuez de mantequilla, y extendéis muy bien con un papel cocina.
b) Ponemos en primer lugar una tortita en la base de la sartén. Extendemos varias cucharadas de carne mechada. Espolvoreamos el queso para fundir y un poco del queso curado. Tapamos con otra tortita y presionamos levemente.
c) Recordad que teníamos el fuego lento mientras preparábamos todo. Ahora lo subimos un poco (fuego medio). En cuanto veamos que la tortita de abajo esté dorada (la levantáis un poco con un tenedor o cuchara), le damos la vuelta (yo me ayudo con un plato, como si fuera una tortilla de patatas). Y de nuevo, en cuanto la tortita de abajo se dore retiramos a un plato.
d) Ahora tenemos dos opciones: una, echarle por encima el tomate, el guacamole y el yogur (como en la foto); o dos, servirlo aparte y que cada comensal los añada a su gusto. Yo casi que me quedo con la primera, no os podéis imaginar el sabor de la quesadilla cuando la partes y empieza a mezclarse el relleno y el queso con todo lo demás…!una delicia!




Carne mechada

Se trata de carne cocida y desmigada de pollo, cerdo y ternera que posteriormente se cocina con cebolla, pimientos y tomate, y todo regado con el propio caldo de la cocción. Este plato tiene varios usos: además de ser el relleno de las quesadillas de hoy, podéis mezclarlo con pasta (en una lasaña estaría de lujo), acompañarlo de arroz, en una tosta (y gratinar con un poco de queso), o incluso, comerlo tal cual. No hace falta que diga que podéis emplear la carne que queráis…

Ingredientes y preparación:

  • Carne cocida y desmigada de pollo, cerdo y ternera (ver más abajo)
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento verde (de los grandes)
  • 1 pimiento rojo
  • 1 lata de tomate en dados
  • 2 vasos de caldo de carne (ver más abajo)
  • Aceite de oliva
  • Sal y pimienta

a) Troceamos la cebolla y los pimientos en tiras y los sofreímos a fuego medio hasta que cojan color.
b) Añadimos la carne desmigada, la lata de tomate en dados y los dos vasos de caldo. El líquido tiene que cubrir completamente. Echamos sal y pimienta al gusto (si os gusta, poned unas gotas de salsa picante).
c) Tapamos la olla y dejamos cocinar a fuego medio-bajo el tiempo que sea necesario para que desaparezca casi todo el líquido y se quede como una salsita espesa. No os voy a mentir, yo casi que lo tuve cerca de una hora. Ahora bien, tenéis que dejarlo reposar una noche en la nevera antes de usarlo o comerlo.




Caldo de carne

Ahora viene la tercera y última receta que falta. Se trata del tradicional caldo que hacia mi abuela, al que ella denominaba caldo con sustancia. Y no estaba equivocada, este caldo es capaz de reanimar a los muertos, como ella también decía.

Ingredientes y preparación:

  • 1 cuarto trasero de pollo (muslo y contramuslo)
  • 400 g aprox de costillas de cerdo
  • 1 trozo generoso de carne de ternera
  • 1 hueso blanco salado
  • 1 patata
  • Opcional: zanahorias

Colocamos en una olla grande la carne, el hueso blanco y la patata (y las zanahorias si queréis). Cubrimos con agua abundante (que queden 4 dedos por encima). Lo dejamos hervir (olla semi-tapada) a fuego medio-bajo durante 2 horas por lo menos. Al cabo de la hora retiramos la patata y las zanahorias y quitaremos la espuma cuando sea necesario.

¿Qué podemos hacer con todo lo que se deriva de este caldo?

  1. La carne para hacer carne mechada o croquetas
  2. La patata y la zanahoria la podemos trocear y comerla en ensalada, con mayonesa, etc.
  3. El caldo lo podemos emplear para la receta de hoy, una sopa de fideos, un risoto, beberlo tal cual, una sopa de arroz con garbanzos… Si os sobra caldo lo podéis congelar con toda la tranquilidad del mundo.
¡Espero que os haya gustado la propuesta de hoy!


¡Comparte el post en tus redes sociales!

CARNE 6884049002538192615

Publicar un comentario

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados