Cargando...

Tarta de Zanahoria Sin Horno con frosting de queso

Tarta de zanahoria sin horno con frosting de queso

¿Te gusta la tarta de zanahoria, verdad? Pues hoy te voy a dar la receta fácil de una tarta de zanahoria sin horno, con su frosting de queso rico, rico. Todo el sabor de la clásica carrot cake, pero sin necesidad de enchufar el horno. Además, no te pierdas el truco final para hacer que el frosting de queso te quede más compacto.

Para la sección de tartas sin horno del blog (hay de de donuts, de donetes, de chocolate blanco, de yogur y leche condensada, de petit suisse y kit kat, etc) tenía que hacer una que fuera muy distinta a las demás, y una versión de la tarta de zanahoria venía de maravilla.

En algunas de las recetas de tartas y pasteles, el frosting puede ser optativo, pero en el caso de esta tarta de zanahoria el frosting de queso es fundamental y necesario para complementar el sabor inconfundible del carrot cake.

Una de las claves de la tarta de zanahoria son las especias que lleva. Yo le suelo echar la clásica "Allspices", que lleva canela, clavo, jengibre, nuez moscada y un poquito de pimienta. La mezcla de especias se la eché a la base de galletas, mientras que a la crema de zanahoria solo le añadí canela. Esto ya al gusto de cada uno.

Esta tarta de zanahoria sin horno tiene 3 partes: la base de galleta, la crema de zanahoria y el frosting de queso (con la glasa de color amarillo).

¡Comenzamos con la receta!

Tarta de zanahoria sin horno con frosting de queso
Tarta de zanahoria sin horno con frosting de queso ¡y el cuchillo Pallarès, cortesía de Claudia&Julia!

Ingredientes (para molde de 18 cm de diámetro):

Base:
  • 15 galletas cuadradas (tipo "tostada")
  • 45 g de mantequilla derretida 
  • 1 cucharadita de especias "allspice"
Crema de zanahoria:
  • 250 g de puré de zanahorias
  • 400 ml de nata líquida (la de cocinar, 18% de grasa)
  • 150 ml de leche entera (un poquito más de medio vaso)
  • 150 g de queso de untar 
  • 100 g de azúcar
  • 2 sobres de cuajada
  • 1 cucharadita de canela en polvo 
  • 1/4 cucharadita de sal
Frosting de queso:
  • 225 g de queso de untar (que esté frío)
  • 75 g de mantequilla a temperatura ambiente
  • 100 g de azúcar glace
  • 1 cucharadita de vainilla líquida
Glasa de color amarillo:
  • 3 cucharadas de azúcar glace
  • 1 cucharadita de agua
  • colorante alimentario amarillo

Preparación de la tarta de zanahoria sin horno

1. Preparamos la base: trituramos las galletas y le echamos la mantequilla derretida. Añadimos la cucharadita de especias y mezclamos bien. Cubrimos la base de un molde de 18 cm de diámetro con esta mezcla y aplastamos bien. Reservamos en la nevera.

2. Hacemos el puré de zanahoria: pelamos y troceamos las zanahorias. Las cocemos durante 15 min o hasta que estén blanditas. Escurrimos bien y trituramos con la batidora. La medida de puré que necesitamos es una taza, unos 250 g.

3. Preparamos la crema de zanahoria. Primero, disolvemos los polvos de cuajada en la leche fría y luego calentamos todos los demás ingredientes en un cazo (puré de zanahoria, nata, queso de untar, azúcar, sal y canela). Cuando la mezcla empiece a hervir, añadimos la leche con la cuajada y removemos hasta que de nuevo empiece a hervir. Apartamos del fuego y dejamos templar 5 min. Echamos la crema de zanahoria sobre la base de galletas.

4. Dejamos que la tarta cuaje: tenemos que meter la tarta de zanahoria en la nevera como mínimo unas 4 h aunque es mucho mejor si lo dejas toda la noche o hasta el día siguiente.

5. Preparamos el frosting de queso: para ello es muy importante que el queso esté frío y la mantequilla a temperatura ambiente (mira la parte final del post).

6. Preparamos la glasa de color amarillo: mezclamos el azúcar glace con el agua y añadimos el colorante al gusto. Tiene que quedar como una salsa espesa.

7. Decoramos la tarta: desmoldamos la tarta de zanahoria, decoramos con* rosetones de frosting de queso y añadimos la glasa amarilla por encima. También le podemos espolvorear algunas nueces troceadas. Listo, ¡a comer!

No me negarás que las tartas sin horno dan mucho juego. Te recomiendo otra que está espectacular:
Tarta de zanahoria sin horno con frosting de queso


Cómo hacer el frosting de queso para la tarta de zanahoria

Para esta tarta de zanahoria sin horno es fundamental que vaya acompañada de un frosting o buttercream de queso, que lo podremos poner en forma de rosetones o simplemente extenderlo con una espátula por la superficie de la tarta.

Hacer el frosting de queso es muy fácil: primero hay que batir la mantequilla con el azúcar y la vainilla, y luego añadir el queso de untar (tipo Philadelphia).

Mucha gente añade el queso de untar a temperatura ambiente y cuando lo bate todo, el frosting no queda muy compacto, tenemos que meterlo en la nevera para que endurezca y, por lo tanto, no podemos usarlo en el momento. La solución está en añadirlo frío.

Para hacer el frosting de queso he utilizado la receta de En Casa Contigo, donde explican perfectamente este truco:



Estoy seguro que vas a triunfar con esta tarta de zanahoria sin horno con frosting de queso. Anímate a hacerla y me cuentas el resultado.

Te dejo también unas versión más clásica del carrot cake o tarta de zanahoria:


¡Nos vemos en la siguiente receta!
Un saludín

http://feedburner.google.com/fb/a/mailverify?uri=ElSaberCulinario


¡Comparte el post en tus redes sociales!

TARTAS Y BIZCOCHOS 3563155948708034096

Publicar un comentario

  1. Me parece apañadísima! Sobre todo para cocinar con niños, no había visto yo tantas tartas sin horno... mmmm me las guardo para cuando cocine con mis sobrinos!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues ya sabes, tienes unas cuantas para practicar jajajaj
      Un besazo Ana

      Eliminar
  2. Me superencanta!! sin duda voy a probarla! te espero en mi blog :)

    ResponderEliminar
  3. Para los que no tenemos horno esta receta es genial! seguro que la pruebo. Gracias!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Cómo lo sabes Elena!! Fíjate que yo ahora tengo el horno roto, de ahí que esté haciendo tantas tartas sin horno...jejeje
      Saludos

      Eliminar
  4. Una receta estupenda, aunque no soy muy de cuajada he de reconocer que sin ella sería dificil conseguir esta delicia. Tengo que probarla. Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. se podría hacer también con gelatina, pero no se, me gusta más la textura que le queda con la cuajada. Ya me dirás el resultado!! Besos

      Eliminar
  5. Sin duda una buena alternativa, en momentos en los que no tenemos horno, pero también que no apetece usarlo.

    Ahora en verano con el calor, sinceramente, no me apetece nada usarlo.

    Buena receta Tomas.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mí porque ahora me ha pillado con el horno roto, pero efectivamente es una tarta muy fresquita para el verano!!
      Gracias y un besote

      Eliminar

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados