Cargando...

Croquetas de mejillones al horno


Croquetas de mejillones al horno. En una de mis particulares visitas al supermercado, y digo particulares porque en algunas ocasiones me puedo tirar varias horas "inspeccionando", descubrí una bolsa con unos alegres mejillones congelados. Tras dudar unos minutos si llevármelos o no (me suelen gustar más los frescos) se me encendió la bombilla y dije ¿por qué no hacer unas croquetas?

A decir verdad, yo creo que ayudó que alguien en el trabajo comentara tiempo atrás que le encantan los tigres o mejillones rellenos que hace su madre. Por cierto, hablando de Roma, que conste que la misma masa que he usado para estas croquetas sirve para rellenar las conchas de los mejillones, en el caso de que prefiráis usarlos frescos.

Como podréis ver en el título de la entrada, he hecho las croquetas al horno (las de la foto). Os podréis preguntar el porqué... sinceramente no lo se, quise probar a ver qué tal salían. El resultado fue altamente satisfactorio, aunque si hay que elegir, me quedo con las tradicionales fritas en aceite. Pero bueno, os dejo esa opción, ya me diréis...El único problema es que mientras que las fritas las haces en pocos minutos, en el horno van a tardar algo más de 20 min en tostarse (dependiendo de la temperatura).


Ingredientes:
  • 75 g de mantequilla
  • 100 g de harina
  • 800-1000 ml de leche 
  • 200 g de mejillones congelados (previamente descongelados)
  • unas virutas de jamón (unos 40 g aprox)
  • 2 huevos duros
  • 1 cebolla mediana
  • 2 cucharadas de aceite de oliva
  • sal y nuez moscada
  • rebozado: harina, huevo y pan rallado

Preparación y comentarios:
  • Picamos la cebolla y la pochamos en una sartén con el aceite. Mientras, picaremos en trocitos pequeños los mejillones y las virutas de jamón (no temáis por echarle jamón, no enmascarará el sabor del mejillón, todo lo contrario, lo reforzará). En este punto ya tendréis los huevos cocidos, si no !cocedlos inmediatamente!
  • Cuando esté la cebolla pochada añadimos el jamón y lo tostamos un poco, antes de añadir los mejillones y los huevos cocidos a trocitos pequeños. Salteamos bien durante unos minutos y reservamos. No añadimos sal alguna.
  • Preparamos la bechamel: fundimos la mantequilla y rehogamos unos segundos la harina. A fuego lento, vamos añadiendo la leche templada a poquitos y veremos que se va espesando. Es importante que en este punto no tengáis ningún grumo (no pasa nada para los que los tengan, ¡coged la batidora ahora mismo!). Añadimos como una cucharadita de sal y un poco de nuez moscada (a quien le guste, también pimienta negra molida). Ahora, echamos el salteado anterior...y veremos que poco a poco irá costando remover la masa. Podéis añadir algo más de leche, tened en cuenta que para que os salgan deliciosas, al menos tenéis que estar unos 10 min "dale que te pego" con la masa.
  • Apagamos el fuego y ponemos la masa en una fuente plana. Para evitar la formación de esa indeseable capa superior deberemos colocar film transparente por encima, pero que toque completamente la masa. Dejamos enfriar y lo metemos en la nevera.
  • Al día siguiente, hacemos las croquetas y las rebozamos por 1) harina; 2) huevo; y 3) pan rallado. Ahora podéis cocinarlas o congelarlas. Para cocinarlas tenéis dos opciones:
  1. fritas en aceite
  2. al horno. Colocamos las croquetas en una bandeja y las horneamos a 200 ºC con calor arriba y abajo, hasta que el pan rallado se tueste. Esto supondrá unos 20 min.
El número de croquetas que os saldrá dependerá del tamaño de las mismas. Si sois tan exagerad@s como yo, unas 20 y alguna más; si las hacéis más pequeñas, unas 30.
Si optáis por hacer las croquetas con mejillones frescos, sustituid parte de la leche por el caldo de cocción, veréis que rico...


!QUÉ BIEN TE SIENTA... EL MEJILLÓN!

La frase corresponde al título de un trabajo publicado por el Fondo de Regulación y Organización del Mercado de los Productos de la Pesca y Cultivos Marinos (FROM).

En ese documento se describe con detalle los datos técnicos del mejillón, la captura, el etiquetado, la forma de prepararlos, el valor nutricional, e incluso, incluyen recetas muy interesantes (mis favoritas, lasaña de mejillones y mejillones en escabeche). 

Una curiosidad del mundo animal: la semana pasada hablábamos de los Cefalópodos (calamar y compañia)...¿sabiáis que los mejillones (Bivalbos) son primos hermanos de éstos? Pues sí, son Moluscos, al igual que los caracoles (Gasterópodos), además de otras especies.

Espero que te haya gustado la entrada de hoy.
Un saludín


No te pierdas ninguna entrada... haz click aquí

     
Instagram 

¡Comparte el post en tus redes sociales!

PESCADO 6458801591780030942

Publicar un comentario

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

Lo más visto

Pastel o bizcocho de vainilla fácil con yogur

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados