Cargando...

Colesterol bueno, colesterol malo: HDL y LDL

Colesterol bueno, colesterol malo: HDL y LDL

Aunque hoy en día la palabra colesterol está llena de connotaciones negativas asociadas a una mala alimentación, a problemas cardiovasculares y obesidad. En realidad, se trata de un elemento necesario para nuestro organismo. Sin embargo, hay que distinguir entre el colesterol HDL y el LDL, o lo que es lo mismo, el colesterol bueno y el colesterol malo, respectivamente.



Qué es el colesterol y para qué sirve

La Fundación Española del Corazón define el colesterol como aquella sustancia grasa natural que está presente en todas las células del cuerpo humano y resulta "imprescindible" para el normal funcionamiento del organismo.

Su presencia es esencial para las siguientes funciones, entre otras:

- Favorece la formación de ácidos biliares, necesarios para la digestión de las grasas.
- Constituye la membrana celular, de manera que sin él no habría estructuras celulares.
- En la piel, y al contacto con los rayos solares, consigue transformarse en vitamina D. Protege la piel de muchos agentes químicos y evita la deshidratación por vaporización.
- Ayuda en la formación de ciertas hormonas, como las sexuales y tiroideas.

 Por lo tanto el colesterol no es malo en sí mismo sino cuando está en exceso.




Tipos de colesterol

Las fuentes de colesterol son el hígado, que es capaz de fabricar el colesterol que necesitamos, y por otro lado la dieta, los alimentos a través de los cuales adquirimos colesterol.

Se habla de dos tipos de colesterol: el colesterol bueno y el colesterol malo. Pero, ¿qué significa eso? ¿qué es cada uno?

El colesterol malo está asociado a las lipoproteínas LDL, que son lipoproteínas de baja densidad (low density lipoprotein). El colesterol “malo” o LDL tiende a depositarse en las paredes de los vasos sanguíneos dificultando así el tránsito del oxígeno a través de la sangre, lo que dificulta el trabajo del corazón y del cerebro. La acumulación de estas grasas en los vasos sanguíneos se denomina arteriosclerosis. El colesterol malo (LDL) aumenta con el consumo excesivo de ciertas grasas animales y grasa tipo trans. 

Por su parte, el colesterol bueno está asociado a las lipoproteínas de alta densidad HDL (high density lipoprotein). Este HDL libera a las paredes de los vasos sanguíneos del exceso de colesterol por lo que es de gran importancia mantener unos correctos niveles tanto de LDL como de HDL.



La población en general suele temer más tener el colesterol LDL alto pero igual de malo o peor es tener niveles bajos de HDL aunque el LDL esté bien. Los niveles bajos de HDL a menudo son una consecuencia de la inactividad física, la obesidad o el hábito de fumar. También es común que las personas que padecen de diabetes tipo 2 tengan niveles bajos de colesterol HDL. Las mujeres, en general, tienen niveles más altos de colesterol HDL que los hombres, porque los estrógenos (hormona femenina) aumentan el HDL.

El colesterol HDL se aumenta con el ejercicio físico y con una dieta rica en fibra y baja en grasa. Las cantidades de colesterol en sangre que recomienda la Fundación Española del Corazón son las siguientes: - Colesterol total (suma de HDL, LDL y otras lipoproteínas): menos de 200 mg/dl. - Colesterol LDL o malo: menos de 100 mg/dl. - Colesterol HDL o bueno: más de 35 mg/dl en hombres y 40 mg/dl en mujeres.

Así que mimemos nuestro corazón cuidando nuestros hábitos y no olvidemos realizarnos análisis de sangre rutinarios para comprobar nuestros niveles de colesterol.

¡Espero que te haya gustado este post! Cualquier pregunta, no dudes en dejarme un comentario aquí o en mi página de Facebook.

¡Hasta otra!




Tomás García Cayuela
Contacto: elsaberculinario@hotmail.com
Facebookhttps://www.facebook.com/elsaberculinario/
Twitter: @saberculinario Youtube: Los Gourmeteros


¡Hola, bienvenid@ a mi blog! Me llamo Tomás y soy Investigador en Ciencias de la Alimentación, Blogger Gastronómico y Social Media Manager. Aquí encontrarás mucha cocina, un poquito de ciencia y un muchito de cultura gastronómica. Recuerda, ¡saber más para comer mejor!

¿Quieres que te mande un correo cuando haya una nueva entrada?
¡Deja tu email!

¡Comparte el post en tus redes sociales!

SALUD 8333853280717614882

Publicar un comentario

  1. Solo por avivar un poco esto: la grasa de cerdo es más saludable que la del aceite de palma.

    Creo que deberías mencionar más a los snacks y productos preparados que a la grasa animal y quesos grasos, ya que las grasas trans son más perjudiciales en el desarrollo de ECV.

    Saludetes

    ResponderEliminar

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados