Cargando...

EL HUEVO (I PARTE)

huevo-codigo-salmonella
Pocos alimentos pueden condensar tantas virtudes en tan pequeño volumen como el huevo. El huevo de gallina (Gallus gallus) es desde la antigüedad un alimento muy importante para el hombre y su consumo es casi generalizado en todo el mundo en la actualidad. También los huevos de pato, de codorniz y de avestruz son comercializados para su consumo, pero no tienen la relevancia económica del huevo de gallina.

Hasta finales del siglo pasado se recomendaba limitar el consumo de huevos, por su alto contenido en colesterol, como una medida de prevención cardiovascular. Las recomendaciones limitaban el consumo de huevos a 3 por semana. Sin embargo, el aumento del colesterol en sangre se debe mayoritariamente al consumo de grasas saturadas y grasas hidrogenadas, más que al consumo de colesterol de la dieta. Y el efecto que el colesterol del huevo puede tener sobre el colesterol en sangre es mínimo, ya que el huevo tiene más grasas insaturadas que saturadas y además posee fosfolípidos, que interfieren en la absorción del colesterol. De tal modo que el colesterol procedente de los huevos no supone un riesgo añadido para padecer enfermedades cardiovasculares, permitiendo recomendar la toma de un huevo al día, en lugar de la recomendación previa de hasta tres huevos a la semana.

De la granja a la mesa

Hoy en día, gracias a la trazabilidad, podemos seguir el rastro del huevo desde la granja a la mesa. La cáscara del huevo lleva impreso con tinta apropiada para uso alimentario el código que identifica la granja de origen e informa a las autoridades sanitarias y consumidores sobre la forma de cría de la gallina y el país de producción. Además puede añadirse otra información adicional marcada en la cáscara, como por ejemplo la fecha de puesta, el consumo preferente o la marca comercial, por ejemplo.




  • De este modo, el primer dígito nos indica la forma de cría: si es un 0 significa que es un huevo de producción ecológica; si es un 1 son huevos de gallinas camperas; un 2 indica huevos de gallinas criadas en el suelo; 3 quiere decir huevo de gallinas criadas en jaula (la mayoría de los huevos comercializados).
  • El segundo y tercer dígito indican el código del Estado miembro de la UE del que proceden los huevos, en este caso ES (España).
  • Los siguientes dígitos informan sobre la identificación de la granja de producción: los dos primeros son el código de provincia, los tres siguientes el código del municipio y los dos últimos dígitos indican la granja de producción.
Puede haber una letra al final del código que identifica cada manada de gallinas dentro de una misma granja.

¿Y qué diferencia un huevo de producción ecológica de un huevo de gallinas camperas o criadas en jaulas?

Pues bien, las gallinas criadas en jaulas están alojadas en pequeños grupos y tiene la ventaja que permite un control sanitario eficaz ya que separa las aves de sus excrementos y del huevo tras la puesta. Además garantizan que las aves tengan acceso directo y continuo a una alimentación equilibrada y al agua. La mayoría de las gallinas ponedoras en España son criadas de este tipo.

Las gallinas criadas en suelo están alojadas en naves con comederos, bebederos, donde las gallinas se mueven en libertad, permitiendo que interactúen entre ellas y moverse entre distintos niveles.

Las gallinas camperas están también alojadas en naves como las anteriores, con la diferencia de que además tienen acceso a un terreno al aire libre en el que pueden picotear, escarbar en el suelo, etc.

Por último, las gallinas de producción ecológica además de tener acceso a corrales al aire libre, son alimentadas con pienso procedente de agricultura ecológica.

¿Lo "natural" es lo mejor?

Desde hace unos años podemos encontrar en el mercado huevos con un mayor contenido de algún nutriente, como omega-3, vitaminas o minerales, obtenidos mediante una alimentación especial de las gallinas ponedoras con piensos enriquecidos. Para gustos, colores, como habéis visto.

La verdad es que los huevos de gallinas camperas tienen otro color y se suele decir que "saben más". Hay que tener en cuenta que es importantísimo el bienestar animal, y que animales estresados van a reflejar su estrés en la producción; eso está demostrado científicamente. 

Pero ojo también con aquello de "lo natural es lo mejor" si no se sigue un control. En este aspecto, los huevos de gallinas criadas en jaulas a pesar de que parezca un horror son huevos de calidad porque cumplen perfectamente la legislación higiénico-sanitaria.

Repito, para gustos colores.

Te enviaremos un correo electrónico cuando se publiquen nuevos contenidos. Escribe aquí tu email:


¡Comparte el post en tus redes sociales!

SABER MÁS PARA COMER MEJOR 1105278931456818352

Publicar un comentario

  1. Ojalá la gente se anime a consumir más huevos de gallinas camperas y de corral!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿seremos capaces de producir huevos sin reducir a las gallinas como meras máquinas biológicas que no ven la luz y tienen limitado el movimiento?
      Puestos a elegir me quedo con los huevos camperos, aunque no siempre se encuentran...

      Eliminar
  2. Hola Tomás

    Muy bueno tu artículo! Yo soy una a las años atrás el médico le redujo el consumo de huevos drasticamente, debido a una ligera dislipidemia familiar. Que bueno que ahora puedo volver a disfrutar de este alimento.

    Tú que viviste aquí en US sabes que encuentras al menos diez opciones en el supermercado, tú crees que vale la pena pagar por huevos orgánicos o es suficiente con compralos de gallinas ¨cage free, antibiotic free¨?

    Besos y saludos desde CA

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Janneth,
      Gracias por tu comentario. Me alegra que puedas volver a comer huevos, aunque lo podías haber hecho desde esos años atrás. Como ya sabrás los conocimientos en Nutrición se actualizan constantemente, y se ha comprobado que el huevo no interfiere en el aumento de colesterol, siempre que se tomen las raciones adecuadas.
      Con respecto a tu siguiente pregunta he de decirte que efectivamente allí encuentras diferentes tipos según la cría, según su calidad (AA, A y B) y tamaño (jumbo, extra-grande, grande, mediano, pequeño, mini). Mi recomendación es que siempre eligas los de tamaño mediano (gallinas más jóvenes), y de calidad AA o A (si eliges la B pues tampoco pasará nada, simplemente que tendrá algún defectillo en la apariencia de la clara o yema, pero no en contenido nutricional; obviamente éstos serán más baratos). ¿orgánicos, libres de antibióticos o "regular"? Pues aquí es algo que tendrás que decidir en base a tu "money": si no hay demasiada diferencia en el precio me quedaría con los libres de antibióticos (esto también te lo recomiendo para la carne de pollo), aunque alguna podrías probar los orgánicos, sobre todo de cara al sabor que puedan tener. Ya me contarás!!

      Un abrazo

      Eliminar

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados