Cargando...

La Posada del León de Oro en Madrid: ¿un restaurante singular?


Hacía tiempo que no escribía una crítica gastronómica, y mira que me gusta criticar. Esta vez le ha tocado el turno a la Posada del León de Oro, el restaurante donde fui a cenar el otro día, que está situado en la Cava Baja, en Madrid.



La Posada del León de Oro ofrece tres servicios a la vez, pero bien diferenciados: hotel, taberna y restaurante. Según he podido saber, esta posada tiene más de 100 años de historia y, en la actualidad, es una antigua corrala rehabilitada, pudiéndose apreciar -a través del suelo de cristal que tiene el local- las ruinas de la muralla cristiana del  siglo XII.

A nadie se le puede escapar que este restaurante está situado en unos de los barrios más castizos de Madrid -La Latina-, donde se entremezclan las tapas más informales con los platos más sofisticados. En este sentido, podíamos decir que la Posada del León de Oro ofrece, en términos generales, una cocina de base tradicional con tintes modernos.

Hechas las presentaciones, paso a contarte mi experiencia en la Posada del León de Oro:

Había quedado con unos amigos -en total éramos 10- para ir a este restaurante ya que algunos de ellos son amigos del chef (Juan Gabaldón). Me habían hablado muy bien -demasiado diría yo- de lo exquisito que se comía allí, por lo que ya, de base, mis expectativas eran muy altas ¿error?

La reserva la teníamos para las 22.30h y -la primera en la frente- la cosa se retrasó. No fue hasta pasadas las 23.15h que nos dieron paso al salón -y ya en el cuerpo tenía las 3 cañitas que me pude tomar en ese tiempo-. De antemano, tenían un punto menos, aunque luego lo recuperaron con un gesto muy amable -ver el momento croqueta más abajo-.

Una vez sentados y con las bebidas servidas nos pusieron de aperitivo las gambitas que puedes ver en la foto, que yo he bautizado como crujiente de gamba. Estaban acampañadas de un salsita dulzona y sésamo. Muy ricas y buena presentación, no hay nada que objetar. Le pongo un 8.

Aperitivo: crujiente de gamba

Seguidamente, nos sirvieron varios platos de croquetas a cuenta del restaurante, como un gesto para disculparse por el retraso. Oiga, me encantó y las croquetas también. En este mixto de croquetas se incluían las de espinacas y bacalao, las de cabrales y las de jamón y puerro. Si me tengo que quedar con alguna, lo hago con las de espinacas y bacalao; de las demás, aunque el sabor era muy suave y la textura muy cremosa, no llegaron a emocionarme. Le pongo un 7.

Mixto de croquetas

Tengo que decir que todos los platos eran para compartir -asumo que ya lo intuías, pero por si las moscas-, como esta ensalada de tomate, queso de cabra y cebolla caramelizada. ¿Qué destaco de aquí? el pesto, que casa de maravilla con los demás ingredientes. La verdad es que esta ensalada es difícil que falle, pero volvemos a lo mismo, carente de sorpresa alguna. Le pongo un 7.

Ensalada de tomate, queso de cabra y cebolla caramelizada

En la carta tenían varias opciones para acompañar estos huevos, pero se eligió la de huevos de corral con gulas al ajillo. ¿Sorpresa? ninguna, aunque tienen mi voto positivo por varios aspectos: las patatas estaban muy bien hechas, los huevos ya veis la pinta que tienen y las gulas tenían un toquecillo ajil muy acertado. Le ponemos un 7.

Huevos de corral con gulas al ajillo

Y llegó, por fin, una de las sorpresas de la noche, los chipirones a la plancha sobre emulsión de patata y pesto de rúcula. Me gustaron bastante, los chipirones estaban muy tiernos y la combinación de sabores me convenció para bien. Le pongo un 9.

Chipirones a la plancha sobre emulsión de patata y pesto de rúcula

Seguimos probando, esta vez, el rabo de toro deshuesado con parmentiere de trufa negra. Hay que reconocer que estaba muy bueno, muy tierno, muy sabroso. ¿Qué pero hay? pues que sirvieron a la vez el siguiente plato y le restó algo de importancia a éste. No obstante este rabo se lleva un 8.5.

Rabo de toro deshuesado con parmentiere de trufa negra

Este cochinillo confitado con almíbar de membrillo fue el culpable de que ignorara en cierta manera el buen sabor del plato anterior. La combinación del cochinillo con el membrillo -dulce con salado- puede ser atrevida, aunque el resultado era espectacular. En mi opinión, fue lo mejor de la noche -gastronómicamente hablando-. La carne estaba muy jugosa, la piel crujiente, la salsa riquísima...le doy un 9.5. No le pongo la nota máxima porque repitió el elemento decorativo, la ramaza de romero (por ponerle alguna pega).

Cochinillo confitado con almíbar de membrillo

Vamos llegando al final, y es el turno ahora de los postres. Para mí un postre culmina todo el proceso y remata la faena, asi que como no me convenza, la impresión general que me queda al final resulta algo irregular. ¿Ocurrió aquí? Pues en parte. 

En primer lugar, probé la sopa de chocolate blanco con helado de violetas. El helado estupendo, sabor muy bueno y textura adecuada, pero la sopa como que no me convenció, un sabor carente totalmente de personalidad. Le pongo un 5.


Sopa de chocolate blanco con helado de violetas

A continuación, hinqué el diente en el fondant de chocolate con helado de pistacho. Ocurrió exactamente como en el postre anterior, el helado exquisito y el fondant, a pesar de que estaba bueno, no deja de ser un fondant muy normalito, me esperaba algo más sorprendente. Le pongo un 6.

Fondant de chocolate con helado de pistacho

¿Hablamos del precio? Salimos a 30 euros por persona. No me parece excesivo teniendo en cuenta que pedimos mucha comida, aunque algunos platos en particular  no se merecen el precio que tienen. Puedes ver la carta de la Posada del León de Oro para comprobarlo.

Por tanto, diríamos que la relación calidad/precio es interesante, sin más. El personal es muy amable y atento, con una actitud muy buena. El ambiente, a mi juicio, es algo informal, lo que resulta ideal para gente joven.

A la pregunta que hacía en el título de la entrada ¿La Posada del León de Oro es un restaurante singular? podría decir que sí con la boca pequeña. Es singular por el enclave donde se aloja y por alguno de sus platos, aunque no destacaría en exceso su cocina.

Nota global de Notable. ¿Restaurante recomendable? Pues claro que sí, la cuestión es ver, comer y opinar.

¿No te ha pasado que cuando tienes unas expectativas muy altas luego resulta todo lo contrario?


¡Comparte el post en tus redes sociales!

RESTAURANTES 589862035109796779

Publicar un comentario

  1. Hola Tomás hoy soy yo la que vengo a traerte un regalito para tu blog,lo encontraras en la entrada Premio otorgado por Carmen de Huevo y Pelao.Bonito lugar en el que has estado y que bien se come,si me conincide pasar le echo un vistazo.Un beso Aurea
    http://lascositasdelapeque.com/

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Aurea!paso enseguida a recogerlo!
      Sí, se come bien, a pesar de que pueda dar la sensación de lo contrario!!
      un besoo

      Eliminar
  2. Felicitaciones, Muy buenos platos! Y muy ricos! Si quieren conocer sobre cocina árabe, los invito a visitar la página de Annurtv, donde encontrarán muchas recetas exquisitas con la explicación paso a paso! Se los recomiendo! Ademas encontraremos temas variados como arte, cultura, religión, y mucho más

    ResponderEliminar

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados