Cargando...

Solomillo agridulce con alubias rojas y arroz salvaje

solomillo-agridulce-alubias-rojas-arroz-salvaje-receta-facil

Solomillo agridulce con alubias rojas y arroz salvaje. Una receta muy fácil y un plato muy completo, ya que tiene carne, legumbres y arroz. Todo va ir en un salsa de tomate agridulce-picante deliciosa y aderezada con semillas de cilantro, que ya veremos que tiene un sabor diferente al cilantro fresco.

Donde dice solomillo también puede decir lomo de cerdo, pollo o incluso pavo. La elección del solomillo se debe solamente a que estaba bien de precio en el mercado, pero vamos, cualquier trocito de carne "blanda" puede funcionar.

Como he dicho antes, es un plato muy completo y, además de la carne, tenemos otros componentes muy interesantes. Por un lado, están las alubias rojas, una legumbre estupenda, muy rica en proteína y fibra -las legumbres tienen el mayor contenido en fibra dietética de todos los alimentos-.

Por otro lado, el arroz, pero no un arroz cualquiera, sino una mezcla de arroz blanco, arroz salvaje y arroz rojo (ya lo venden así). Puedes usar el que tengas en casa, pero en más de una ocasión he dicho que tenemos que animarmos a probar cosas diferentes -ver diferentes tipos de arroz-.

El toque agridulce y picante viene de la mano de: la salsa de tomate (ácido), la mermelada de arándanos (dulce) y la salsa Tabasco® Chipotle (picante). Además, las semillas de cilantro también le dan su punto. 

!Vamos con la receta!


solomillo-agridulce-judias-rojas-arroz-salvaje-receta-facil


Ingredientes:
  • 1 solomillo de cerdo (500 g aprox)
  • 1 bote pequeño de judías o alubias rojas cocidas
  • Arroz para cocer (mezcla de arroces, blanco, integral, salvaje, etc)
  • 1 cebolla
  • 1 pimiento rojo pequeño
  • 1 lata pequeña (400 g) de tomate natural triturado
  • 2 cucharadas de tomate natural concentrado
  • 1 pastilla de caldo concentrado de ave
  • 2 cucharadas de salsa Tabasco® Chipotle
  • 2 cucharadas de semillas de cilantro molidas
  • 2 cucharadas de mermelada de arándanos
  • Aceite de oliva, sal y pimienta
  • Perejil picado fresco
Nota: esta receta ha sido elaborada con productos proporcionados por Tabasco®

Preparación y comentarios:

1. Picamos la cebolla y el pimiento en trocitos pequeños. Calentamos el aceite (2 cucharadas) en una olla y cuando esté caliente disolvemos la pastilla de caldo concentrado. 

2. Sofreímos la cebolla y el pimiento rojo, y cuando hayan cogido un poco de color añadimos las semillas de cilantro molidas (si no las encuentras molidas, cómpralas enteras y utiliza la picadora o el mortero de toda la vida). OjO, no vale cilantro fresco -ver el final de la entrada-.

3. Salteamos en la misma olla el solomillo de cerdo (que estará cortado en dados) durante unos 5 min aprox. Añadimos el tomate triturado, el tomate concentrado, las alubias, la mermelada de arándanos y la salsa Tabasco® Chipotle. Salpimentamos ligeramente (mejor quedarse corto y luego poder rectificar) y mezclamos bien.

4. Dejamos cocinar unos 30 min. No es necesario añadir agua, eso sí, hay que estar pendiente de la olla porque el caldo que va soltando va a ir espesando (por las judías) y corre el riesgo de que se pegue al fondo.

5. Cocemos el arroz y lo servimos en el plato coronándolo con el solomillo agridulce con alubias rojas. Podemos añadirle un poquito de perejil picado fresco por encima. !A comer!

Nota: si te sobrara, puedes congelarlo tranquilamente, así para la siguiente vez solo tienes que cocer el arroz, o la pasta o tal cual!




Diferencias entre cilantro fresco y semillas de cilantro

Del cilantro se pueden aprovechar tanto las hojas como las semillas, y cada cosa tiene sus particularidades y usos.

Por un lado, el cilantro fresco tiene un olor y un sabor fuerte, nada que ver con el perejil, por mucho que se parezcan. Aquí no lo solemos usar mucho, no así en países asiáticos, orientales y de América Latina. ¿Dónde se suele usar? en ensaladas, sopas, salsas, currys y guisos de aves y pescados.

Sin embargo, las semillas de cilantro tienen un aroma completamente distinto, entre dulzón y picante. Es uno de los ingredientes de las mezclas asiáticas de curry y garam masala. Lo mismo te vale para unas verduras, unas legumbres, en panes, en guisos (los caracoles a la taza tradicionales que se hacen por Andalucía lo lleva), con carnes (yo lo eché una vez a unas hamburguesas caseras y quedaron muy ricas), etc. Además, al igual que pasa con otras especias, si tostamos las semillas, potenciamos el sabor.

La clave de todo esto es ir probando y viendo qué nos gusta más o qué le pega más a nuestro plato: la experimentación es fundamental en la cocina!

Espero que te haya gustado la entrada de hoy. No te pierdas ningún post y suscríbete ya aquí.
Un saludín

¡Comparte el post en tus redes sociales!

TABASCO® 1645002517814333164

Publicar un comentario

  1. Que bueno, aunque para mi sobra el tabasco, por lo demás me la llevo enterita, besos
    Sofía

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿no te gustaba el picante? este tabasco no pica tanto como el normal. Al plato le pega algo de picantillo...ya me dirás si lo sustituyes por otra cosa o finalmente se queda sin él jajajaja

      Eliminar

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

Lo más visto

Pastel o bizcocho de vainilla fácil con yogur

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados