Cargando...

Bizcocho de chocolate y calabacín


Desde el punto de vista botánico, los calabacines son una variedad de calabaza que se recolecta cuando aún no está madura. Por eso, los italianos lo llaman zucchini, diminutivo de zucca, calabaza. Pues hoy los vamos a utilizar para hacer un bizcocho de chocolate y calabacín.

Para hacer esta receta me basé en las respectivas recetas de dos blogs: La receta de la felicidad y Bocados de cielo. Os dejo los enlaces para que también podáis echarle un vistazo, sobre todo al primero, que hace el pastel sin huevos y sin lácteos. Mis cambios han sido un poco a ojo y teniendo en cuenta las proporciones que tengo ya requete-estudiadas para mis moldes.

Y la pregunta del millón: ¿sabe el bizcocho a calabacín? Los que lo conocéis sabéis que en sí no tiene mucho sabor. Por tanto, la respuesta a la pregunta es fácil:: NO (los más gourmets seguro que apreciáis las notas finales del calabacin) . Pero claro, damos una de cal y otra de arena: si bien el calabacín no aporta mucho sabor, da una excelente humedad al bizcocho. No nos olvidemos del cacao, por favor, usad uno bueno!

El resultado, como veis en la foto, fue un estupendo bizcocho, con todo el sabor del chocolate y la jugosidad del calabacín.

Ingredientes:

  • 1 calabacín de 250 g aprox.
  • 130 g de harina
  • 45 g de cacao en polvo desgrasado
  • 1 cucharadita de levadura química (Royal)
  • 1/2 cucharadita de sal
  • 1/4 cucharadita de canela en polvo
  • 2 huevos
  • 100 ml de aceite de girasol
  • 200 g de azúcar
  • 1 cucharadita de vainilla líquida
  • 1 puñado de nueces 
  • Cobertura de chocolate (opcional): 2 cucharadas de aceite de girasol, 2 cucharadas de cacao en polvo, 4 cucharadas de azúcar glace, 1 cucharada de leche, 1 cucharadita de vainilla líquida.


Preparación y comentarios:

  • En primer lugar rallaremos el calabacín (rallador de orificios grandes) y reservaremos. En segundo lugar, mezclaremos por un lado los componentes sólidos y, por otro, los componentes líquidos.
  • Sólidos: harina, cacao, levadura, sal, canela y nueces. Mezclaremos con una varilla para que se integren todos estos ingredientes.
  • Líquidos: huevos, aceite y vainilla. En esta parte líquida añadiremos el calabacín rallado.
  • Ahora mezclamos con una lengua o espátula de cocina la parte líquida con la sólida. Nada de agitar ni mezclar vigorosamente ni nada por el estilo, lo haremos de forma suave (más abajo explico el porqué).
  • Una vez que esté todo integrado, lo verteremos en un molde previamente enmantequillado y lo meteremos al horno precalentado a 180 ºC durante 40-60 min (depende del molde, 40 min aprox para moldes bajos; y 60 min aprox para moldes altos tipo plumcake).
  • Una vez hecho, dejamos reposar 15 min antes de desmoldar y enfriar completamente.
  • Opcional: podemos hacer una cobertura ligera y fácil de chocolate. Disolvemos el cacao en el aceite, incorporamos la vainilla e iremos añadiendo el azúcar glacé poco a poco. Añadiremos un poco de leche o un poco más de azúcar para obtener la consistencia adecuada (ni demasiado espesa ni demasiado líquida). Extendemos la cobertura sobre el bizcocho y metemos en la nevera unos 15 min para que se cuaje. Después, podéis dejar este bizcocho de chocolate y calabacín en la cocina varios días sin perder jugosidad.


BIZCOCHOS HÚMEDOS

Además de harina, cualquier bizcocho que se precie llevará su ración de huevo, grasa y azúcar, además de levadura química y/o bicarbonato sódico. ¿Qué hará que el bizcocho quede jugoso o húmedo? Ojo al dato, cuando digo jugoso o húmedo no me estoy refiriendo a "esponjoso", son dos cosas diferentes.

Para obtener un bizcocho jugoso es imprescindible una buena proporción de sus ingredientes fundamentales (los anteriores) y la incoporación de algún que otro componente adicional. Por ejemplo, conseguiremos una textura densa y muy húmeda si añadimos frutas o verduras frescas, como manzanas, plátanos, frutas del bosque, zanahorias, calabaza o calabacín, cuya humedad se suma a la humedad de la masa.

Los ingredientes se tienen que mezclar lo suficiente para integrarlo todo, pero sin pasarse. ¿Qué ocurre si lo mezclamos demasiado? Se formarán una especie de "túneles" dentro del bizcocho que atraparán las burbujas de gas que hemos provocado con el batido. El resultado será una masa menos blanda. En este sentido, cuidado con pasarse con la levadura, dado que contribuirá a este defecto.

En este tipo de bizcochos densos que incorporan verduras tienen la ventaja de que podemos rebajar la cantidad de grasa sin comprometer la jugosidad. ¿Hacéis la prueba?

¿Nadie se atreve a responder a la pregunta que dejamos al final de la entrada anterior? Ver AQUÍ


¡Comparte el post en tus redes sociales!

TARTAS Y BIZCOCHOS 7060926904542777238

Publicar un comentario

  1. todos los dias se aprende algo nuevo, curiosa receta y gracias por las indicaciones para tener un bizcocho jugoso. un beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti por el comentario!
      Al ver el calabacín puede chocar, pero en realidad el protagonista es el chocolate (acapara todo el sabor).
      Un abrazo!

      Eliminar
  2. La de veces que habré visto este bizcocho y todavía no me he animado a hacerlo! Y no por nada, pero no se ha dado la ocasión de que tenga calabacín, me acuerde y me apetezca todo a la vez :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues fíjate que yo me he animado a hacer este tipo de bizcochos, de hecho, tengo en la recámara otras recetas que ya iré publicando, no quiero que subais de peso por mi culpa!!jajajajaj
      Te animo a que hagas éste, a ver que te parece!
      Un beso y gracias por comentar

      Eliminar
  3. Me ha sorprendido la receta, bizcochos de calabacín aunque nunca los he hecho he visto muchos, pero con chocolate, nunca. Así que supongo que como toda receta debe ser probada antes de juzgarla le hay que dar una oportunidad.
    bss

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Belén, a mi me pasaba igual, nunca lo habia probado con chocolate, y como ahora me da dado por hacer este tipo de bizcochos con verduras (zanahoria, calabaza, etc) tenía que probar. El resultado es muy bueno!
      besos

      Eliminar
  4. Me atrevo a hacerlo ya te contaré y a ver el resultado

    ResponderEliminar
  5. Yo lo probé el otro día y estaba espectacular... tiene un sabor y textura deliciosa. Yo que no soy verdulero ni noté que estaba el calabacín por ahí rodando. ¡¡¡viva el saber culinario!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Anónimo, o mejor dicho Dani!
      Para la próxima, firmas el comentario eh!!que si no no respondo!!jeje

      Eliminar
  6. Un bizcocho delicioso, muchas gracias por tus explicaciones son muy útiles. Me quedo por tu cocina. Un abrazo, Clara

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias a ti, por visitarnos y leernos. Bienvenida!!!
      Un abrazo

      Eliminar
  7. He hecho tu bizcocho, está riquísimo, húmedo y no demasiado dulce, no podíamos parar de comer, se queda en nuestras recetas de casa, además queda como en la foto. Gracias por la receta!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. me alegra saberlo! la verdad es que es adictivo!! y gracias a ti por hacer la receta!!
      Un besazo

      Eliminar
  8. ¡Hola! Llegué ayer a tu blog de casualidad buscando esta receta. La hice anoche mismo ¡y nos ha encantado! Es justo la textura que buscaba. Esta vez no le puse cobertura, la próxima pruebo con.

    Gracias y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Anda qué bien, cómo me alegro. La verdad es que ese bizcocho nunca falla jajajaj. Lo de la cobertura es bastante opcional y la textura queda muy bien.
      Genial
      Saludos

      Eliminar

¿TE ANIMAS A COMENTAR?
¡¡Todos los comentarios son Bienvenidos!!
Gracias

emo-but-icon

Página principal item

¡SUSCRÍBETE, ES GRATIS!

¡Suscríbete a mi nuevo canal de YouTube!

¿NOS VEMOS EN FACEBOOK?

¡HÁBLAME POR TWITTER!

VIDEORECETAS CON SILVIA TORTOSA EN "EN CASA CONTIGO"

Más recetas en

Top blogs de recetas Que Recetas

Algunos derechos reservados